1886- 1ª de mayo 1933 al pueblo consciente [Costa Rica]

Al cumplirse en este 1 de mayo 47 años de la epopeya de Chicago en donde cuatro anarquistas dieron sus vidas para defender las  ocho horas de trabajo y la emancipación de la humanidad, queremos explicar a los obreros costarricenses lo que para ellos y para la causa significa esa fecha, ya que un partido político con ribetes obreristas y que sirve a una dictadura, pretende reivindicar para ellos y para sus fines políticos, lo que es patrimonio exclusivo de los hombre de sentimientos  humanos y de ideales de libertad. 

El día 1° de mayo, de 1896, fue la fecha señalada por los obreros de Chicago para efectuar el acuerdo de luchar por la conquista de las ocho horas de trabajo. Más de treinta mil obreros de distintas industrias abandonaron el trabajo en huelga general. Y desde los parapetos de las fábricas de «Mac Cormicks», la fuerza armada de la burguesía, ametralló al pueblo que se encontraba indefenso.

El día 4 de… Federación Obrera de Chicago, organizó un mitin, en la plaza Haymarket de la ciudad, en la cual como todos en todos los anteriores, harían uso de la palabra, los anarquistas; Adolfo Fischer, Samuel Fielden, Jorge Engel, y el indomable Luis Ling.

Cuando Parson terminaba su discurso, una bomba hizo explosión entre las fuerzas de la policía que el gobierno había estacionado en la Plaza, causando varios muertos y heridos. Como si hubiera sido algo convenida, escuadrones de caballería se lanzaron sobre los trabajadores que se defendían con valor.

El 17 de Mayo se reunió el gran Jurado compuesto de enemigos de la causa de los trabajadores, para juzgar a los seis anarquistas porque Parson no había sido arrestado. Y al saber de la suerte que les esperaba a sus compañeros, y no queriendo vivir una libertad deshonrosa, cuando la causa que el amaba lo reclamaba, el 21 de Junio entró sereno y valiente a la sala de la audiencia y después de estrechar las manos de sus compañeros, tomo asiento en el banquillo que para él se reservaba.

Para limpiar el lodo que un partido político que sirve a una dictadura pretende echar       sobre ellos, reproducimos parte de lo que esos hombres dijeron ante el tribunal que los condenó a morir en la horca:

“Este veredicto lanzado sobre nosotros, es el veredicto de las clases ricas sobre sus expoliadas víctimas, el inmenso ejército de los asalariados. Grinnell ha repetido varias veces que este es un país adelantado.  El veredicto corrobora tal acierto. A. Spies.

«la anarquía es muerta ha dicho el procurador nacional. La anarquía hasta hoy sólo existe como doctrina y Mr Grinell no tiene poder para matar una doctrina cualquiera la anarquía es hoy una aspiración pero una aspiración que se realiza más o menos pronto, no sé cuándo, pero se realizará indudablemente.

«es un error emplear la palabra anarquía como sinónimo de violencia, pues son cosas opuestas. En el presente estado social la violencia se emplea a cada comento y por eso nosotros programamos la violencia también, pero sólo contra la violencia y como medio necesario de defensa» M. Schwab

«tengo familia, tengo hijos, y si saben que su padre ha muerto, lo llorarán y recogerán su cuerpo para enterrarlo. Ellos podrán visitar su tumba, pero ellos no podrán en caso contrario, entrar al presidio para besar a un condenado por un delito que no ha cometido. Es cuanto tengo que deciros.  Dejadme participar de la suerte de mis compañeros. Ahorcad me con ellos (Osear Neebe).

«Sí creéis que con este bárbaro delito aniquiláis a los anarquistas y a la anarquía, estáis en un error, porque los anarquistas están siempre dispuestos a morir por sus principios y estos son inmortales.  Este veredicto es un golpe de muerte a la libertad de imprenta, a la libertad de pensamiento y a la libertad de la palabra en este país. El pueblo tomará nota de ello.  Es cuanto tengo que decir. (Adolfo Fischer)

No combato individualmente a los capitalistas, combato al sistema que les da el privilegio. Mi más ardiente deseo es que los trabajadores sepan quienes son sus enemigos.

Todo lo demás yo lo desprecio: desprecio el poder de un gobierno inicuo, sus policías y sus espías. No tengo más que decir.  (Jorge Engel)

Si queréis mi vida para invocar los principios del socialismo y de la anarquía, como yo entiendo y creo honradamente que los he invocado, a favor de la humanidad, os la doy contento, y creo que el precio es insignificante ante los resultados de nuestro sacrificio.

Amo a mis hermanos los trabajadores como me amo a mí mismo. Odio la tiranía, la maldad y la injusticia. El siglo XIX comete el crimen de asesinar a sus mejores amigos. No tardará en sonar la hora del arrepentimiento. Hoy el sol brilla para la humanidad, pero puesto que para nosotros no puede iluminar más dichosos días, me considero feliz de morir, sobre todo, si mi muerte puede adelantar un minuto la llegada del venturoso día en que aquél alumbre sobre las ruinas de la corrupción, que se levantara la explendorosa mañana del mundo emancipado, libre de todas las maldades, de todos los mostruosos anacronismos de nuestra época y de nuestras caducas instituciones (Samuel Fielden)

Pues permitidme que os diga que muero feliz, porque estoy seguro que los centenares, que los miles de obreros a quienes he hablado, recordarán mis palabras y cuando hayamos sido ahorcados, ellos harán estallar la bomba. En esta esperanza os digo; os desprecio, desprecio vuestro orden, vuestras leyes, vuestra fuerza, vuestra autoridad. AHORCADME. (Luis Ling).

Lector amigo, después de haber leído las declaraciones que esos mártires hicieron ante el Tribunal que los condenó a morir ahorcados, encuentras que puede haber algo de común entre los ideales de libertad  por los cuales ellos dieron su vida, con el partido comunista que declara que» la libertas es un prejuicio burgués»?

Los comunistas persiguen sistemáticamente a los anarquistas porque aman la libertad. En Rusia los matan, los encarcelan o los deportan a las regiones más desamparadas como Siberia; Susdal, Astrakan y Soloveski, en donde tienen los famosos presidios y los más refinados verdugos y en los países donde no son gobierno los calumnian y los difaman.

Que el partido comunista de aquí hace suyo el 1º de Mayo, el gobierno Ruso también lo ha declarado fiesta de la dictadura sobre el proletariado. Mussolini permite a sus legiones con su podestá a la cabeza, festejen ese día. Y Hitler, para no ser menos que sus dos congéneres, lo declara fiesta nacional, y hace que sus camisas pardas celebren como día del hitherismo, nada hay de extraño entonces, que los comunistas vernáculos aprovechen ese día para sacrificarse por la conquista de los 600 colones mensuales en la diputación próxima, siempre es un sacrificio.

Mientras la farándula comunista realiza su «brillante» jornada por la conquista de las diputaciones para sus jefes y allegados, confiamos en que el pueblo consciente sabrá encontrar la diferencia que hay entre los anarquistas que dieron sus vidas por conquistar las ocho horas de trabajo, y por la libertad, y los charlatanes que toman esa fecha y el sacrificio de esos hombres, para pescar diputaciones y puestos públicos.

El día primero de mayo fue desde 1890 proclamado por los anarquistas en el Congreso de la A.  L.: celebrada en París día de batalla de los trabajadores contra el capital y sus sostenes, y fueron los marxistas los que lo degeneraron en fiesta y comilonas, y son los otros marxistas, los comunistas, los que la convierten en día de conquista política para saciar sus ambiciones de mando.

Enrique Estrada.- Gonzalo Hernández.- Roque Libre Anele.- Anxonio G. Saliemi.- Ronulfo López Prado.- Miquel A.  Salazar F. – Francisco Vindas A. Raúl Meléndez H. Rodrigo Sequeira.- Luis Badilla G. Esta hoja volante fue impresa en los talleres Imprenta Tormo.

Fuente: Pacarina del Sur – http://pacarinadelsur.com/home/oleajes/1595-la-bolsa-o-la-vida-un-atentado-anarquista-en-la-costa-rica-de-los-30


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *