Fragmentos de la historia de la CGT Mexicana

3 de enero de 1923: en la ciudad de México, el sindicato de la Compañía del Transporte desata una histórica huelga.Afiliados a la anarcosindicalista CGT, los obreros suspendieron en su totalidad el servicio de tranvías. En medio del esquirolaje y formación de una «Unión» que pacta con Obregón, la lucha se recrudece y el 21 de enero la huelga plateada con anterioridad se vuelve más salvaje y con el apoyo masivo de varios sindicatos de alrededor de México y el mismo DF comienza a arder.El 1 de febrero el gobierno de Obregón se decide a dar por terminada la huelga y hace circular tranvías conducidos por esquiroles protegidos por militares, y durante una asamblea en las instalaciones de la CGT, que entonces se encontraban en la calle de Uruguay en el centro histórico, se supo que un tranvía desafiaba la huelga avanzando hacia el local de la CGT custodiado por dos militares. Al saberse la noticia se levantaron barricadas y se incendiaron las mismas, colocando banderas rojinegras que resguardaban las barricadas.Al llegar el tranvía un militar apuntó a los anarcosindicalistas y uno de ellos le arrebató el fusil y lo golpeó en la cara.El esbirro murió, y al ver esto el otro militar y el conductor bajaron para enfrentar a los anarcosindicalistas, pero entre ellos había antiguos militantes de los Batallones Rojos y sacaron sus armas matando en el acto a los otros dos que los enfrentaron.Pronto llegó la policía y la calle de Uruguay, delante de las oficinas de la CGT, se convirtió en un terreno que se disputaba a tiros entre anarcosindicalistas y policía.Ante la llegada de refuerzos fueron detenidos 150 anarcosindicalistas, se hallaron otros 4 muertos y 15 heridos. El local de la CGT fue ocupado militarmente, el sindicato de panaderos, también anarcosindicalista, fue clausurado y ocupado militarmente. También se ocupó militarmente los locales anarcosindicalistas de Indianillas, San Antonio Abad y el Zócalo.En palabras de algunos historiadores, el DF parecía estar en estado de sitio.La represión se ensañó con los anarcosindicalistas y en apoyo a la represión ejercida por el gobierno vinieron telegramas de la CROM (que se beneficiaba directamente de la eliminación del enemigo anarcosindicalista), el Partido Fascista Mexicano, la Federación Fascista de Tamaulipas y otros reaccionarios.La CGT se recuperó por un tiempo pese a la represión, pero comenzó su declive hasta su desaparición final.

1 de febrero de 1923: se daban los duros enfrentamientos frente a las oficinas de la anarcosindicalista CGT mexicana. Desde el 3 de enero había estallado la huelga del sindicato de transportes afiliado a la CGT, y un mes después la huelga continuaba. Durante una asamblea en las instalaciones de la CGT, que entonces se encontraban en la calle de Uruguay en el centro histórico, se supo que un tranvía desafiaba la huelga avanzando hacia el local de la CGT custodiado por dos militares.Al saberse la noticia se levantaron barricadas y se incendiaron las mismas, colocando banderas rojinegras que resguardaban las barricadas.Al llegar el tranvía un militar apuntó a los anarcosindicalistas y uno de ellos le arrebató el fusil y lo golpeó en la cara.El esbirro murió, y al ver esto el otro militar y el conductor bajaron para enfrentar a los anarcosindicalistas, pero entre ellos había antiguos militantes de los Batallones Rojos y sacaron sus armas matando en el acto a los otros dos que los enfrentaron.Pronto llegó la policía y la calle de Uruguay, delante de las oficinas de la CGT, se convirtió en un terreno que se disputaba a tiros entre anarcosindicalistas y policía.Ante la llegada de refuerzos los anarcosindicalistas fueron detenidos (más de 100) y el episodio quedó cerrado.

23 de abril de 19233: la Federación Local de Trabajadores del DF, afiliada a la anarcosindical CGT de Mexico, da a conocer la lista de agrupaciones que la conforman y entre las que encontramos secciones sumamente interesantes:

Unión de Mujeres Libertarias, Sindicato Industrial de Pintores y Ramo de Construcción, Federación de Sindicatos de Comerciantes del Exterior de los Mercados del DF, Sindicato de dulceros, Pasteleros y Similares, Unión Sindicalista de Operarios de Sastres, Sindicato de Obreras y Obreros Perfumeros, Unión de Resistencia del Palacio de Hierro, Sindicato de Obreros y Empleados de la Ericsson, Sindicato de Ebanistas y Similares, Centro Sindicalista Libertario y Sindicato Único de Bañeros.

Tenemos que resaltar aquí a los trabajadores del Palacio de Hierro que venían organizándose de manera anarcosindicalista desde hacía más de una década, cuando en el año 1913, con motivo del primero de mayo, realizaron serios disturbios en el centro del DF con el destrozo de los vidrios de la sucursal cercana al actual Zócalo del DF.

Años después este pensamiento anarcosindicalista desaparecería de la Federación y se sumará al sindicalismo reformista, dando así un triste espectáculo de decadencia sindical.

=========

Carta de la CGT-M a Librado Rivera, 15 de junio de 1926

=======

¿Porqué desapareció el anarcosindicalismo en México? (por Erick Benitez)

La respuesta es demasiado larga, pero intentaré resumirla.

  • Aplicación de la reforma constitucional del artículo 123 por el que se reconoce solamente un sindicato por empresa. Esto eliminaba la posibilidad de que dos sindicatos existieran en un mismo centro de trabajo, y además
  • Apoyo abrumador del entonces presidente Álvaro Obregón al sindicato reformista CROM (sí, el mismo de la actualidad) y que se incrementaría posteriormente con el gobierno de Plutarco Elías Calles
  • En el año 1925 comienzan a decretarse una serie de leyes que combaten fuertemente la acción directa y se exige que todo sea solucionado por medio de Consolación y arbitraje. Esto supuso un duro golpe para los anarcosindicalistas pues además el gobierno permitía abiertamente
  • La creación de grupos de pistoleros de la CROM. Esto daba por resultado (existen infinidad de datos) una montaña de peleas en las fábricas entre anarcosindicalistas y reformistas de la CROM. La CGT fue, literalmente, ahogada.El Estado supo, se dio cuenta de que el sindicalismo era una potencia y se apresuró a dominarlo. La CGT desaparece en los 30. La CROM, perros mimados del Estado, sigue funcionando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *